11/3/14

(#reseña) A vueltas con la luna, de Carlos Magaña

11/3/14
Autor: Carlos Magaña
Título: A vueltas con la luna
Editorial: Amazon
Género: Poemario
Esta obra no tiene más pretensión que la de alzar mi voz, en la medida de lo posible, en la medida en que soy capaz, y denunciar a voz en grito o susurrando, mi hartazgo por cuanto veo a mi alrededor. Es mi manera de decir basta, de evitar cometer un delito de silencio, como nos proponen ya muchos autores más reputados que yo. Está compuesto por varios artículos de carácter político y queja social la mayoría de ellos, que traen su inicio del primero, “Pot ser”, al que considero mi Manifiesto, y al que aquellos tratan de enmendar, detallar o corregir en ciertos puntos que en el primero solo se esbozan. Cada escrito quiere ser la consecuencia de un viaje o de un largo paseo, tanto da; viene precedido de un estado de ánimo particular que asimilo a diferentes estados de la mar o del viento, lo acompaño con nudos marineros de diferente factura y motivo y cierro con el grupo de velas que en cada momento envergo y que, en ocasiones, asocio a un rumbo. Otras veces me atrevo a describir tipos de barcos, siempre acompañados por fotos de calas, playas, faros y de nuevo barcos y más barcos. Los escritos son de cinco diferentes medidas. 

A los más largos y elaborados los llamo Norays, aimilándose a grandes agarraderas, firmes puntos en tierra donde las maronas se azocan aguantando los tirones de los navíos. Más cortos, para facilitar su lectura en ciertos momentos, especiales y privados del lector, he creado los Olbran, artículos para leer en pocos minutos, casi en diagonal, queriendo provocar al lector comentando lo que pienso de los temas más actuales y preocupantes, apuntando quizá, mi humilde contribución a su solución, si es que la hubiera. He querido también, recrear el concepto de Elevator pitch en otros artículos; poner el dedo en la llaga, el puñetazo en el ojo, la mirada en la clave de los asuntos que más preocupan, que debemos resolver, y cuya sencillez en la resolución propuesta, quiere dar prueba de la estupidez de quienes nos gobiernan y de sus verdaderas intenciones: mantenerse en el poder, en la seguridad de que es la forma más fácil de ganarse la vida, manejando los dineros de los otros partiendo del axioma incontestable de que quien parte y reparte… Elevator pitch es un anglicismo que se utiliza en el discurso de presentación sobre un proyecto o emprendimiento, ante potenciales inversores. Se asemeja a un viaje en ascensor. La idea básica del elevator pitch es condensar un mensaje que llame la atención de alguien en pocos segundos, lo que dure el trayecto con él, persiguiendo una entrevista posterior con esa persona para más adelante. Lo más común como respuesta será el no concluyente, la ignorancia o el ya veremos. Más breves aún, los Food for thought, escritos en inglés con la inestimable y cochambrosa ayuda de google, cuando me he sentido incapaz en algún giro lo cual ocurrió demasiado a menudo. Por fin los Dream pills, especie de saco donde cabe cualquier cosa incluyendo en ocasiones una estrofa o el verso fugaz, cazado al vuelo y grabado deprisa y corriendo con el iphone, mientras conducía largas distancias por carreteras secundarias, noche cerrada y luna rutilante. Entremezclados con estos artículos, me tomo la libertad de introducir poemas, fotos o pensamientos a modo de collage que, de nuevo, solo reflejan un estado de ánimo y que no pretenden sino transmitir al lector que detrás de mi hartura hay un hombre que sueña, que aún se estremece al contemplar la luna, demasiado a menudo, o viendo envejecer una hoja de arce en su solapa. Sea.


Nos encontramos ante un libro de poemas, que hace una gran refencia al mar y todo lo relacionado con el tema... (faros, barcos....).

No está  nada mal escrito, se lee bastante rápido la verdad y con una sorpresa final pero sinceramente no me ha transmitido nada de nada, me ha dejado indeferente.


Nació en Cartagena el pasado lunes 6 de Julio de 1964 a las 15h30, en el Hospital 18 de julio de la Alameda de San Antón, con un hilo de luna en cuarto menguante, vigilante tras la luz cegadora de la hora de la siesta, el ruido de los carromatos, y el piar molestísimo de mil estorninos que dejaban perdida la cercana Plaza de España ocultos en la fragosidad de los inmensos y ya entonces centenarios ficus.
Nació a esa hora, solo por molestar, recordaba años después Marina, su madre, pues "teníamos que innos de veraneo a Benidor y er niño que no quería nasé"
Ese mismo día se estrenaba en el Reino Unido la película de The Beatles A hard day's night.



 

2 comentarios:

  1. ¡Hola! Vaya pinta muy bien y sobre todo que sea del mar que me llama bastante, pero si un poema no consigue transmitir... De todas formas si pasa por mis manos lo leeré que me has dejado con la cosilla.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Un autor comprometido socialmente... Mi enhorabuena!! Un saludoooo

    ResponderEliminar

Puedes decirnos lo que quieras. Se admiten quejas (que seran atendidas o desoidas dependiendo de nuestro humor :P), suplicas (nunca atendidas) y peticiones de amor (jamás serán atendidas jaja)

Aprendiendo sencillamente © 2015